Archivo de la categoría: Frases celebres… o no.

Unas reflexiones sobre la lectura

dibuix lectura

Para todos aquellos que de una manera o de otra nos vemos implicados en la tarea de enseñar a leer, en todos los sentidos.

Ahí va una reflexión que le he oído a José Luís Sicre este verano y que me parece estupenda:

“Hay una cosa más difícil que saber escribir. Saber leer. Eso sí que es difícil. Un libro es como el mar. Sólo el marinero que pasa días y noches contemplándolo, escuchándo su voz, viéndolo cambiar de color, intuyendo lejanas nubes en el horizonte,sabe leer lo que dice. Para los demás el mar es un misterio. Un misterio maravilloso,
pero un misterio mudo.
Aprender a leer. Mirar el mar sin cansarse. Advertir que todas las olas son distintas, en su fuerza y en su espuma, en el rumor sencillo de la playa y en el rugido bronco del acantilado.
El mar está ahí, puedes llevarlo contigo. Yo sólo soy un capitán de barco. No pienso enseñarte todas las corrientes ni todos los escollos.Descúbrelos por tu cuenta. Estréllate contra ellos. Si aprendes a leer el mar, siempre saldrás a flote.”

Miguel Delibes dijo…

“Escribir para niños es un don, como la poesía, que no está al alcance de cualquiera.”

(Miguel Delibes)

Totalmente de acuerdo. Pero ese don se puede buscar, se puede cultivar. Hay mucho talento escondido, pero es que muchas veces hay una infravaloración del propio resultado. En cualquier caso, los mejores jueces son los niños, que con su sencillez y sinceridad, darán su veredicto y sentencia, aunque a veces sea cruel.

 

Marcel Proust dijo…

” Quizá no hubo en nuestra infancia días más plenamente vividos que aquellos que creíamos dejar sin vivirlos, aquellos que pasábamos con un libro favorito”

(Marcel Proust)

Quizá sí, o quizá no, pero en cualquier caso está en nuestros manos que en el fúturo muchas personas puedan identificarse con estas palabras de Proust.

C. Dossi dijo…

“Nunca escribo mi nombre en los libros que compro hasta después de haberlos leído, porque sólo entonces puedo llamarlos míos”

(C. Dossi)

Quién es este personaje lo dejaremos para otra ocasión, pero es aquel mismo que una vez dijo: “Los locos abren caminos que más tarde recorren los sabios”.

Si escribes el nombre antes o después de leerlo… ¿que importa? Lo que me parece importante es que sólo te puedes identificar con una historia, con un autor, con un personaje… después de haberlo leido, claro. Lo que es inexplicable es esa sensación que te invade después de haber leido algunos libros: son realmente tuyos y forman ya parte de tu vida.

(¡Que cursilada? ¿no? pero ahí está).

Séneca dijo…

“No es preciso tener muchos libros, sino tenerlos buenos.”

 (Séneca)

Y no le faltaba razón. Lo difícil es saber cuales son los “buenos”. Una buena manera es pedir consejo, `preguntar, y en algunos casos, después de su lectura contrastarlo con alguna persona que creamos pueda tener un criterio “que nos ayude”.

Lo que es evidente, es que el criterio de seleción será muy distinto según la edad de lector. Seguramente, para los más pequeños no tendrá tanto peso el contenido (que también es importante) como el tipo de letra, las ilustraciones o la encuadernación.

Dos direcciones donde podemos encontrar algunos títulos de literatura infantil y juvenil que me parecen interesante.

http://www.bienvenidosalafiesta.com/

http://viaroressenyes.blogspot.com/